Menu

CODIUNNE no adhiere al paro

Algunos sectores del sindicalismo argentino han dispuesto un paro con alcance nacional para este jueves 28 de agosto. Desde CODIUNNE informamos que como trabajadores y trabajadoras, responsables y comprometidos con los intereses del conjunto de los ciudadanos de nuestro país, y habiendo alcanzado recientemente un acuerdo salarial favorable a nuestro sector como Docentes Universitarios, no adherimos al paro convocado por otras Centrales de trabajadores
Compartimos el comunicado de la Central de Trabajadores Argentinos :

Ante la maniobra desinformativa de varios medios de comunicación, que insisten en que la CTA ha iniciado hoy un paro de 36 horas, con cortes de rutas y piquetes, para confluir mañana con la convocatoria de Moyano, Barrionuevo y Benegas, nuestra Mesa Nacional desmiente con firmeza esa pretensión. Ya en nuestro Plenario Nacional del 22 del corriente pasado, advertimos que este paro estaba inscripto en una ofensiva política que, muy lejos de salvaguardar las legítimas reivindicaciones de los trabajadores, se unía a la extorsión de los fondos buitres y a la presión de las grandes patronales locales para minar la estabilidad institucional de nuestro país. Este paro, que se convoca en medio de una nueva corrida y disparada del dólar paralelo y justo cuando los escribas del poder anuncian que la presidenta de los argentinos deberá elegir entre irse como Alfonsín o como De la Rua, es la más clara manifestación de complicidad de la vieja dirigencia sindical con los designios de los poderosos de adentro y de afuera. No negamos la existencia de justas y legítimas reivindicaciones como, por ejemplo, la necesidad de reformar de inmediato el impuesto a las ganancias; hay que cambiar las alícuotas; hay que cambiar las escalas; hay que hacer que la pendiente sea más suave, para que realmente lo paguen los que más tienen. Como lo dijimos en nuestro Plenario: hay que incorporar en la agenda de los cambios las cuestiones que planteamos los trabajadores. Que la única alianza posible para que esto se sostenga y se profundice, es la alianza con la clase trabajadora de todos los países de América Latina. No hay cambio si la clase trabajadora de América Latina no está en el centro de la discusión. Pero eso es una cosa y otra, muy diferente, es contribuir al derrocamiento de gobiernos nacionales y populares, como el argentino, so pretexto de reivindicaciones obreras que la aplastante mayoría de los trabajadores ni siquiera plantea. De manera que no alentamos, no convocamos ni participamos de estas medidas de presión que mantienen intocados los intereses de las grandes patronales y sólo buscan deteriorar al gobierno popular.-

Central de Trabajadores Argentinos | www.cta.org.ar

Webcam Sex

BENEFICIOS