Menu

¿POR QUÉ HACER MAL LO QUE SE PUEDE HACER BIEN?

Moraleja de una Resolución de licencias aprobada por el CS (975/17).
Muchas veces el esfuerzo de hacer algo mal es mayor que hacerlo bien. Obliga a deshacer, corregir y volver a empezar. Hacer las cosas mal no es una fatalidad del destino, sino fruto de una decisión donde hubo falta de previsiones, o simplemente chapucería.
El Consejo Superior de la UNNE aprobó la Resolución 975/17-CS, por iniciativa de la Secretaría General Legal y Técnica, por la cual se crea un régimen de licencias para docentes y no docentes por maternidad, paternidad y adopción. CoDIUNNE, a través de sus paritarios, solicitaron la reconsideración de esa norma por Expediente Nº 01-2017-09392 como consecuencia de contener errores materiales, groseros errores conceptuales, faltas de criterio y fallas mayúsculas de técnica legislativa, amén de copiar (mal) artículos enteros del Convenio Colectivo de Trabajadores Docentes (CCT), sin siquiera citarlos.
Nuestros afiliados deben saber que desde el año 2016 la Paritaria Docente ha tratado el tema de licencias a partir de una propuesta de la Universidad. Esto dio lugar a arduas discusiones en las que se acercaron posiciones, llegándose a importantes consensos. CoDIUNNE plasmó sus opiniones en dos informes presentados ante la Paritaria. El primero de ellos llevó a una reformulación integral de la propuesta de la Universidad; el segundo informe daba cuenta de los numerosos puntos de coincidencias.
A pesar del grado de avance logrado nos sorprendió encontrarnos con una normativa aprobada sin el consenso de la Paritaria Docente, sobre todo cuando avanza sobre temas contenidos en el CCT para Docentes de las Instituciones Universitarias Nacionales (Decreto 1246/2015-PEN).
La sorpresa fue doble porque la resolución aprobada era básicamente la versión original elaborada por la UNNE y puesta a consideración de la Paritaria en 2016, propuesta que luego fue reformulada con un proyecto superador proveniente de propia representación paritaria de la Universidad.
Con la normativa aprobada se lesiona gravemente la buena fe en las negociaciones, se avanza sin consenso sobre cuestiones reguladas en el CCT y, si esto no fuera por sí mismo lo bastante grave, también se deslegitima a los propios paritarios de la Universidad, a quienes reconocemos como personas de bien que no merecen ese “ninguneo”.
Desde la entrada en vigencia del Decreto 1246/15-PEN, que puso en vigencia el Convenio Colectivo de Trabajadores Docentes, venimos bregando por su plena aplicación, capítulo de licencias incluido. Su implementación en la UNNE es dispar, porque algunas Facultades lo aplican y otras no. Esta desviación es lesiva de los derechos de trabajadores docentes y ha sido observada en reiteradas oportunidades por CoDIUNNE ante la propia Rectora.
En ese contexto de incumplimiento, la resolución en crisis aprobada por el Consejo Superior sólo viene a aportar confusión por la duplicación innecesaria y defectuosa de normas.
Estamos convencidos que el fin no justifica los medios. El loable objetivo de brindar una mejora a sus trabajadores en algunas licencias no sirve de justificación para la aprobación de una norma carente de consensos básicos, inconsistente y que contiene una gran cantidad de errores.
Por ello esperamos que Consejo Superior atienda a la brevedad la reconsideración de la norma en cuestión en lo que se refiere a los trabajadores docentes, dada la expectativa que se ha generado en torno al tema.-
Archivos para leer: 

BENEFICIOS