Menu

Carta a toda la comunidad universitaria de la UNNE

El pasado viernes 6 de julio, y después de un plebiscito que se realizó durante 4 días en todas las universidades nacionales del país con resultados contundentes, docentes universitarios declaramos que NO iniciaremos el segundo semestre a partir del 6 de agosto.

¿Qué significa esto? Que desde el 6 de agosto no realizaremos ninguna actividad docente.

¿Por cuánto tiempo? No sabemos. CONADU convocó a un Plenario de Secretarios Generales el 10 de agosto para evaluar cómo se llevó adelante este paro, qué respuestas tuvimos y si vamos a seguir de paro o no.

CODIUNNE propone que el colectivo docente de la UNNE no lleve adelante actividades académicas de ningún tipo entre el 6 y el 10 de agosto, en principio. El viernes 10 anunciaremos cómo continuaremos.
Entendemos que se pueden preguntar cómo llegamos a tomar una medida tan drástica.

Para explicarlo resumimos aquí algunos datos:
Nuestra paritaria venció en el mes de febrero. En 2018 la inflación acumulada de enero a junio supera el 16%. Es decir que en la mitad del año ya se superó la cifra de recomposición salarial que nos ofrecieron para todo el año, en las únicas dos reuniones paritarias que tuvimos (la última fue hace 2 meses).

Vale la pena recordar que la oferta del gobierno nacional consistió en un 15% dividido en 4 cuotas a lo largo de todo el año: 4% en mayo, 5% en agosto, 3% en noviembre y 3% en diciembre, sin cláusula de actualización automática por inflación. La inflación proyectada (por ahora) para todo el 2018 se proyecta el 30%, como lo reconocen públicamente funcionarios, organismos públicos y consultoras.

Pero esto no es todo, el Ministerio de Educación de la Nación resolvió de manera unilateral y a cuenta de la posible firma de una paritaria salarial otorgar tan solo el 5% de recomposición salarial.
Luego de marchas, medidas de fuerza, jornadas de protesta y todas las acciones que se hicieron ante el Ministerio de Educación de la Nación para revertir la situación, los docentes universitarios de todo el país unimos voces para que nos den una solución.

Los y las docentes nos debemos a la defensa del salario y debemos también defender la universidad pública, gratuita y de calidad; y la defendemos como un derecho que debe ser garantizado por el Estado.

Por ello sostenemos fundadamente que no es una contradicción hacer paro y defender la universidad pública. Una contradicción sería quedarse inmóvil, esperando, o repitiendo las mismas acciones que ya sabemos no han sido escuchadas.

Por todo ello decimos que no iniciaremos el segundo semestre a partir del 6 de agosto y que 5 días después estaremos evaluando la medida de fuerza para definir cómo continua nuestra lucha.
Queremos que estudiar y graduarse en la Universidad Pública, sea y siga siendo un derecho, y que nuestros salarios sean dignos. No hay universidad pública de calidad sin salarios dignos y sin presupuesto adecuado, por eso entendemos que el momento para defender nuestros derechos es ahora y es en unidad.

CoDIUNNE

BENEFICIOS